Riesgos asociados al uso de suplementos para bajar de peso

Algunos medicamentos que prometen ayudar en la pérdida de peso pueden representar un riesgo para tu salud
29 de marzo del 2016
Volver a   Magazine

Los suplementos dietéticos son productos de venta libre comercializados como "naturales" o que solo contienen ingredientes a base de plantas (o de origen botánico).

Sin embargo, existen riesgos potenciales de que los productos esten (intencionalmente o no) contaminados.

Entre diciembre del 2008 y comienzo del 2009 la FDA de los EE.UU. alertó a los consumidores sobre la existencia de 69 productos comercializados para la pérdida de peso que contenían ingredientes farmacológicos activos no declarados (Manera, 2009).

Algunos fueron:

  • SIBUTRAMINA: fármaco anorexígeno usado para el tratamiento de la obesidad. Posee varios efectos adversos.
  • RIMONABAND: es un fármaco no aprobado en EE.UU. y Europa; presenta efectos secundarios psiquiátricos graves.
  • FENITOÍNA: fármaco anticonvulsivo.
  • FENOLFTALEÍNA: se utilizó como laxante hasta 1999, pero es sospechoso de tener riesgo carcinogénico en humanos.
  • BUMETANIDA: es un fármaco diurético que presenta efectos adversos.

Antes de usar cualquier producto farmacológico se debe investigar MUY BIEN acerca de los estudios realizados para la puesta en el mercado de la sustancia.

Preferentemente la información debería ser obtenida a través de investigaciones científicas correctamente diseñadas, y no simplemente basarse en la publicidad que realizan las empresas que comercializan los productos. De hecho, hay una gran cantidad de productos en el mercado que ni siquiera han sido investigados por lo que se desconoce su posible efectividad o la seguridad de su consumo.

La estrategia ideal para bajar de peso sería la combinación de una dieta hipocalórica junto con un aumento en la actividad física diaria.

Agencia de Marketing y Publicidad en Buenos Aires, Argentina | Agencia de Marketing y Publicidad en Bogotá, Colombia | Marketing Agency in Colombia